Botafogo CONSUBASQUET Corinthians LSB

Es hoy, no hay mañana

Llegamos al tercer y definitivo partido. Con la serie igualada 1-1, Corinthians y Botafogo chocan esta noche; 21:30 hora local; para conocer al campeón de la edición 2019 de la DirecTV Liga Sudamericana de Baloncesto.

Noches mágicas y llenas de emoción. Jornadas donde la lógica parece no jugar un papel preponderante puesto que ninguno de los locales pudo hacer pesar esa condición e imponerse en casa. Indefectiblemente, uno de los dos gritará campeón hoy en el Wlamir Marques de Sao Paulo y se coronará como el mejor de la competencia.

En los partidos anteriores en la serie tuvimos dos juegos completamente distintos. El primero dominado claramente por Corinthians desde el arranque y el segundo totalmente opuesto, con Botafogo tomando las riendas del compromiso desde el primer minuto. Por ese motivo, esta noche no hay favoritos y cualquier cosa puede ocurrir. Pretender anticipar un resultado hoy está fuera de la mesa.

En el primer partido el Timao encontró su juego rápido, aprovechando el ingreso dormido del rival en el inicio del match. La dupla conformada por David Nesbitt y Kyle Fuller fue fundamental con 18 puntos cada uno. De esa forma supo controlar el desarrollo del mismo, llegando a sacar más de 20 de ventaja en algún momento, y sumó el primer punto en la serie. Victoria fuera de casa y dos chances, en su cancha, para gritar campeón; la primera de ellas ya desperdiciada.

En el segundo juego las cosas ocurrieron exactamente igual, pero con roles invertidos. Esta vez, ayer, fue el Fogao quien pisó mejor el campo de juego paulista desde el salto inicial y, gracias a eso, manejó las acciones del partido. Nunca permitió que su antagónico tomé la delantera en el marcador y con un encendidísimo Jamaal Smith (25 puntos) como punta de lanza, ganó el juego por diez unidades de diferencia igualando la serie en uno por lado.

Hoy la cosa será diferente. Sin favoritos, la presión recae sobre los dos y habría que ver quien la maneja mejor, quien de ellos se desenvuelve mejor en este tipo de situaciones. Corinthians tiene sus armas y ya lo demostró a lo largo de la competencia. Al igual que Botafogo, un club que ya enseñó que nunca hay que darlo por muerto, lo hizo en Colombia, en Argentina y anoche.

La Copa Horacio Muratore espera por su dueño. Es hoy, no hay mañana para ambos. ¿Podrá Corinthians hacer pesar la localía y quedarse con el título? ¿O Botafogo dará otra gran muestra de recuperación y se alzará con el trofeo? Lo sabremos cerca de la medianoche brasileña.