Botafogo CONSUBASQUET Corinthians LSB

La fiesta del campeón

Tiempo de festejos. Con el partido acabado y el título consumado a favor de Botafogo, se dio paso a la premiación final de la edición 2019 de la DirecTV Liga Sudamericana de Baloncesto.

No fue fácil para el Fogao llegar a lo más alto a nivel de clubes en Sudamérica. Sufrió en Colombia, también en Argentina y en la primera final en su propia casa, en Río de Janeiro. Sin embargo, siempre supo hacerle frente a la situación hasta llegar a coronarse como campeón de la competencia. Por eso el desahogo final de los integrantes del equipo. Risas, llantos, alegría, euforia, baile y festejos generalizados; una mezcla de emociones importante que se vio durante la entrega de premios y posterior a ella.

Justamente, en cuanto a la premiación, el tema central de la nota, comenzó como ya se hizo costumbre en los torneos internacionales FIBA: con el reconocimiento a los jueces que formaron parte de la final. Cristiano Maranho, Guilherme Locatelli, Fabricio Vito y Leandro Lezcano fue el cuarteto arbitral que intervino en la serie por el título de la Liga. Ellos recibieron las medallas y placas de parte del Presidente de Consubasquet, el Señor Marcelo Bedoya.

Luego, el Delegado Técnico FIBA, Paulo Bassul, pasó a tomar posesión de su reconocimiento por la gran labor realizada para que estos dos últimos juegos salgan de la mejor manera y sin complicaciones. En este caso, el que entregó el galardón fue el Presidente Honorario de Consubasquet, el Señor Gerasime Bozikis.

Posteriormente, los vice campeones entraron en escena. Los jugadores de Corinthians, gran representante brasileño en esta edición y duro rival para el monarca en la final, pasaron a recibir las medallas por terminar en dicha ubicación. Los Señores José Arévalo, Secretario General de Consubasquet, y Sergio Benítez, miembro de la Comisión de Liga Sudamericana, fueron los encargados de colgar las preseas a los atletas del club paulista.

Después de esto tocó pasar a los premios mayores. Primeramente el del MVP, el más determinante de las finales y fundamental para la consagración de Botafogo. Caué Borges, justo merecedor del galardón, fue elegido como el mejor jugador de la serie por el título. Su trofeo y placa le fue entregado por el Presidente Bedoya.

Y lo mejor quedó para el final. Los integrantes del Fogao subieron a la tarima y se desató la locura. Fiesta, baile y alegría; esa alegría indescriptible de campeón.

Después de la entrega de medallas por parte de los Señores Marcelo Correa Sousa, Vice Presidente de Consubasquet, y Horacio Muratore, Presidente Honorario de Consubasquet y FIBA, el capitán del conjunto carioca, Henrique Coelho, dio un paso al frente para que le sea entregado el trofeo de campeón.

Después de esto siguió la fiesta. La celebración continuó y se volvió más íntima. Solamente ellos saben lo que le costó llegar hasta aquí y el esfuerzo realizado en estos meses dio sus frutos al levantar la Copa Horacio Muratore, la más querida por todos.